lunes, 12 de enero de 2015

Como hacer torrijas caseras de Semana Santa

La receta para preparar torrijas es una de las más comunes en todos los hogares de España. Son uno de los Dulces típicos de Semana Santa, cosa que me parece muy mal, porque están tan ricas y son tan fáciles de hacer que deberían comerse todo el año. Además es una muy buena  forma de reciclar pan duro. Para mi esta es la mejor receta de torrijas. Porque es la que hace mi madre y la hacía mi abuela. 





INGREDIENTES PARA PREPARAR TORRIJAS
  • PAN
  • LECHE
  • AZÚCAR
  • CANELA EN RAMA
  • CANELA EN POLVO
  • LIMÓN
  • HUEVO
  • ACEITE PARA FREÍR NUEVO

El pan para hacer torrijas cuanto más denso sea mejor. Es decir que tenga mucha miga y sea compacta. Esto lo podemos encontrar en el típico pan de pueblo. En cualquier caso puedes hacerlas con cualquier barra de pan que tenga un día, dos o tres de vida.
El aceite puede ser de girasol o de oliva. Sea cual sea que sea nuevo para que las torrijas no cojan otros sabores y alguien diga "esta torrija sabe a chipirones".



A COCINAR!!!

1. Cortar el pan en rodajas de entre dos y tres centímetros de grosor. En un cazó poner leche una ramita de canela, piel de limón y dos o tres cucharadas azúcar blanca normal. No pongo cantidades porque va en función de la cantidad de pan que tengas. Solo piensa que tienes que mojar todo el pan en esa leche y haces tus cálculos. La dejamos a fuego medio sin que llegue a hervir y retiramos del fuego.

2. Preparamos un plato hondo con azúcar blanca y una cucharadita de canela en polvo. Lo vamos para una vez fritas las torrijas rebozarlas en azúcar y canela. Un consejo pon primero papel absorbente en el plato y sobre el el azúcar y la canela, para evitar el exceso de aceite. También prepara otro plato más con papel absorbente. Será donde pondremos las torrijas nada más sacarlas de la freidora.

3. En un tazón o plato hondo batimos un huevo. En otro recipiente hondo ponemos nuestra leche. Metemos las rebanadas de pan en la leche y las dejamos empaparse bien durante 5 a 10 minutos. Mientras en una sartén que sea honda o una freidora pones el aceite a calentar a fuego alto. Mucho cuidado con el aceite, siempre vigilándolo. 

4. Una vez caliente el aceite lo bajamos a fuego medio alto. Sacamos las rebanadas de pan y las vamos pasando por huevo. Dependiendo del tamaño de tu sartén reboza en huevo solo las que puedas freír de una vez. No pongas muchas de golpe porque bajará la temperatura del aceite. Cada tanda de torrijas tienen que estar un minuto por cada lado vigilando que no se quemen, no queremos pan frito ¿Verdad?

5. Cuando sacamos las torrijas del aceite el primer sitio donde las dejamos es en el plato con papel de cocina, les damos la vuelta para que no queden muy aceitosas. Luego las pasamos por el rebozado de azúcar y canela. Por último las dejamos en la bandeja o plato que tengas para guardarlas. 

Lo ideal es comer las torrijas el mismo día que se hacen en cuanto están frías ya puedes probarlas. 

Es muy importante organizarse y tener todo bien preparado. Ahorraras tiempo y lo verás todo más fácil. Con esto me refiero a que mientras se fríen unas, pones la siguiente ronda en el huevo. Cuando pasas al papel de cocina unas, pones las otras al aceite... Organización. 


VARIANTES

Como ya os he dicho para mi esta es la receta original para preparar torrijas, "mi receta original para preparar torrijas", pero no es la única, ni la verdadera receta, ni la definitiva. Existen muchas formas de hacer torrijas en casa. Respecto al acabado final a mi me gustan con azúcar y canela porque así las hace mi madre pero hay quien le pone siropes, almíbar, miel e incluso licores como moscatel o jerez... Así que adapta tus torrijas a tus gustos, inventa, diviértete y si es posible hazlas en compañía.


HISTORIA Y ORIGEN

Tradicionalmente las torrijas son típicas de la Semana Santa española y cuaresma. Durante la cuaresma estaba prohibido comer carne y las torrijas eran una forma bastante eficiente de llenar los estómagos de los que menos tenían para llevarse a la boca. 


En España la torrija o torreja aparece ya documentada en el siglo XV, citada por Juan del Encina: «miel y muchos huevos para hacer torrejas», al parecer como plato indicado para la recuperación de parturientas. Las primeras recetas se remontan al Libro de Cozina de Domingo Hernández de Maceras (1607) y Arte de cozina, pastelería, vizcochería y conservería de Francisco Martínez Motiño (1611). La torrija era a comienzos de siglo XX muy habitual en las tabernas de Madrid y se servía con vasos de vino (chatos).4



Ya en el siglo XIV, el recetario Le viandier de Taillevent presentaba la receta de las «tostadas doradas» (tostées dorées), que se rebañaban en yema de huevo batido antes de pasarlas por la sartén y espolvorearlas con azúcar.3 5



Su asociación a la cuaresma se debe tal vez a la necesidad de aprovechamiento del pan sobrante, que, durante el tiempo en que no se podía comer carne, era por ello menos consumido, aunque las familias elaboraban la misma cantidad.




¿HAY TORRIJAS EN OTROS PAÍSES?

Pues claro que las hay. En Europa y en América son un dulce bastante común aunque claro está en cada lugar las hacen a su manera.

FRANCIA: Se conoce como tostées dorées o pain perdu (pan perdido) porque tradicionalmente se hace con pan duro. Se prepara con similares características, si bien no se fríe en aceite abundante sino que se dora en un sartén con un poco de mantequilla. Puede hacerse en rebanadas individuales o como un pastel al horno.

REINO UNIDO Y USA: Curiosamente allí se las conoce como french toast (tostada francesa).

ALEMANIA Y CENTRO EUROPA: Se conocen como Arme Ritter (en alemán: «caballeros pobres») en Alemania, Pofesen en Austria, Fotzelschnitten en Suiza, bundás kenyér en Hungría y "Wentelteefje" en Países Bajos.

PORTUGAL: Nuestros vecinos las llaman simplemente rebanadas.

HISPANO AMÉRICA: allí el término más usado es el de torreja.


 OTRAS RECETAS DE MI BLOG QUE PUEDEN INTERESARTE


4.70/5 – 1379

AVISO IMPORTANTE

AVISO IMPORTANTE