martes, 30 de julio de 2013

SEQUILLOS, EL ROLLO ROSCO SEQUITO

Los sequillos son típicos de la zona que yo llamo el "triángulo alimurcete". Seguro que los que sois de la zona me entendéis. Estamos hablando del punto en que Alicante, Albacete y Murcia hacen frontera. Esa zona no entiende de comunidades autónomas. Los pueblos tienen costumbres y tradiciones muy parecidas. Será por eso que siendo yo "alicantino borracho y fino" recuerdo de siempre haber visto los famosos sequillos en las panaderías de mi ciudad. Así que no le voy a poner un pueblo de origen a los sequillos. Digamos que son alimurcetenses... y me quedo "más ancho que pancho".




INGREDIENTES
  • 160 gr DE ACEITE DE GIRASOL
  • 200 gr DE HARINA DE TRIGO
  • 250 ml DE AGUA
  • 8 HUEVOS
  • 400 gr DE AZÚCAR GLASS
  • ESENCIA DE VAINILLA
La elaboración es muy similar a la de los Rollos de Amor de Jumilla. 

1. Mezclamos el agua y el aceite en un cazo grande. Cuando comience a hervir retiramos del fuego y vamos incorporando la harina tamizada poco a poco, sin parar de darle vueltas. Cuando esté todo bien mezclado lo dejamos respirar y enfriar durante un rato.

2. Ahora es el momento de incorporar los huevos. Lo haremos poco a poco, de uno en uno. Con cuidado de no cortar la masa. Para que esto no suceda te aconsejo que al mezclar siempre uses el mismo sentido de giro y no lo cambies. Añade todos los huevos menos dos, que los reservamos para el merengue. Cuando tengas la masa terminada la dejamos enfriar en el frigorífico mientras se prepara el glaseado de merengue.

3. Para el merengue vamos a necesitar la clara de 2 huevos. En un vol mezclamos todos los ingredientes con unas varillas. Tenemos que darle suficiente fuerza al brazo o la batidora como para darle volumen y coja aire, añadimos unas gotas de esencia de vainilla y seguimos batiendo hasta que tenga una consistencia cremosa.

4. Tienes que precalentar el horno a 180 ºC. Cogemos una bandeja y en ella ponemos papel de horno y un poquito de harina. Si no tienes papel de horno puedes engrasar la bandeja, es para que no se peguen.
Para darle forma a los rollos sequitos hay muchas posibilidades, yo os voy a decir dos. La primera una manga pastelera con boquilla grande. Tienes que dejarlos de tamaño donut. La segunda es colocando pegotes de masa con la cuchara y luego darles forma con el dedo mojado en agua. El agujero se hace de ese mismo modo, metiendo el dedo húmedo en el centro y haciendo el hueco.

5. Pues ahora solo queda meterlos al horno a 180 ºC media hora aproximadamente. Vigila que no se pongan demasiado morenos, si lo hacen baja la intensidad del horno. Lo ideal sería usar la función de ventilador. Los sacamos y apagamos el horno. Ponemos el merengue por encima de los rollos con todo el arte que podamos. Para que te quede bonito usa una manga pastelera de boquilla grande redonda, pero con una cuchara y a pegotones también sirve.

6. Volvemos a meter la bandeja en el horno con los sequitos ya casi listos. Solo hay que dejar que el glaseado se ponga duro. Con el calor del horno apagado debería bastar.

Ya tienes tus sequitos terminados.

PRESENTACIÓN

Los sequitos no tienen mucho que presentar, si acaso dejarlos puestos bien bonitos unos sobre otros y poco más.

VARIANTES

Yo le pongo esencia de vainilla al glaseado, pero puedes prescindir de ella. Por lo demás esta es la receta. También puedes ponerle unas gotitas de limón al glaseado opcionalmente.

¿QUÉ BEBEMOS?

Mistela bien fresquita! Los sequitos como su propio nombre indica, no son fáciles de tragar sin más. A la hora del café también es muy típico servirlos. Yo recuerdo de pequeño que mi madre los compraba en bolsas. El glaseado que se despegaba de los sequillos quedaba al fondo de la bolsa y eso era lo primero que yo me comía.

ORIGEN

Como ya te he comentado antes los sequillos en forma de rollos con glaseado de merengue por encima son clásicos de algunos pueblos de La Mancha, de Murcia y del interior de Alicante. Hay más dulces de repostería que se llaman sequillos o sequitos... pero no son el mismo. Dicen que Jumilla es el lugar de procedencia de este dulce, pero los alicantinos lo han tomado como algo muy suyo. Sobre todo en la zona de Novelda, Elda, Castalla, Petrer... son toda una tradición.

Bueno pues quien sea alicantino y no tenga un recuerdo de la infancia con sequillos es un bicho raro. Espero que todos os animéis a hacer esta receta tan fácil, ya que lamentablemente los sequillos han desaparecido de nuestras pastelerías y panaderías. Parece que ahora no existe otra cosa que no sean las cupcakes... no tengo nada en contra de ellas (yo las hago) pero nuestros dulces tradicionales son insustituibles. Tenemos que protegerlos y darles valor. Nadie lo va hacer por nosotros. Demostrad a vuestros hijos lo ricos que estaban los dulces de nuestra infancia. Que no todo son magdalenas tuneadas con figuritas de Peppa Pig.





lunes, 29 de julio de 2013

ROLLOS DE AMOR DE JUMILLA

Solo por el nombre que tiene, este dulce tradicional jumillano ya merece estar en El Plato Típico. Los Rollos de Amor son uno de los muchos secretos que guarda la repostería de la localidad murciana de Jumilla





OTROS NOMBRES
Almojábenas (en Orihuela), Roscos de Amor

INGREDIENTES

  • 250 ml DE AGUA (1 VASO Y 1/3)
  • 135 ml DE ACEITE DE OLIVA 
  • 65 ml DE ACEITE DE GIRASOL
  • 250 g DE HARINA DE REPOSTERÍA (2 VASOS)
  • AZÚCAR GLASS
  • 5 HUEVOS M
  • 1/2 L DE AGUA
  • 6 CUCHARADAS DE AZÚCAR NORMAL
  • CANELA EN RAMA 
  • LA PIEL DE UN LIMÓN, SIN LO BLANCO
A COCINAR!!

1. Mezclamos los dos aceites, el de girasol y oliva. Esto suele hacerse en muchas recetas de repostería para debilitar la potencia del sabor del aceite de oliva sin quitarle protagonismo. Ponemos la mezcla de aceite y el agua en una olla o cazo a fuego alto hasta que hierva. Entonces poco a poco con una cuchara vamos añadiendo la harina (que debías haber tamizado) y vamos mezclando hasta conseguir una masa homogénea. Esto podemos hacerlo con el cazo retirado del fuego o a fuego muy lento. Ahora toca esperar una media hora hasta que se enfríe totalmente (no lo pongas en la nevera... paciencia). 

2. Ahora viene el punto delicado y clave, añadir los huevos. Se tiene que hacer de uno en uno para que quede bien, y hasta que el huevo no está totalmente integrado en la masa no se pone el siguiente. Con una cuchara de palo, con paciencia y siempre en el mismo sentido para favorecer la mezcla. Esto es muy importante, si no lo haces es posible que no te queden bien. 

3. Sacamos la bandeja del horno y lo ponemos a precalentar a 200 ºC con la función aire si es posible. Engrasamos la bandeja y vamos poniendo pegotones de masa. Ten en cuenta que la masa resultante es muy pegajosa, puedes usar la cuchara de madera para ponerlos. En el horno doblarán el tamaño que tienen, así que sepáralos bien y no pongas más de 8 por tanda. 
Mójate un dedo en agua para darles la forma redondeada y hacerles el agujero. Así es como se hace tradicionalmente, si prefieres usar una cuchara también te servirá.
Ahora los dejamos en el horno durante unos 20-25 minutos. Recuerda, ese tiempo es con la función de aire. Además debes controlar que no se quemen, vigílalos. Si notas que se están quemando por arriba baja la temperatura, no pasa nada. 

4. Cuando ya estén bien hechos los sacamos del horno y los dejamos enfriar sobre la misma bandeja. Espolvoreamos azúcar glass por encima. La cantidad ya es a gusto de cada uno, en Jumilla le ponen bastante. Como variante diré, que antes de espolvorearlos hay quien los moja con almíbar. La verdad es que así están más ricos. 

5. El almíbar es muy fácil de preparar. Se pone el agua a calentar junto con las 6 cucharadas de azúcar, la canela en rama y el limón. Se deja a fuego lento hasta que vaya reduciendo y ya tienes tu almíbar listo. Mejor aplicarlo mientras estén calientes los rollos. 


PRESENTACIÓN

En una bandeja con un papel debajo para que absorba el exceso de almíbar. Los apilamos de forma caótica. No, no son macarons, ni pastitas danesas. Son Rollos de Amor de Jumilla y no necesitan ser perfecto, porque no existen los amores perfectos, pero sí los riquísimos y dulces.

VARIANTES

Ya te las expliqué antes. Almíbar sí o almíbar no, aceite de oliva al 100% o adulterado con suavizado con girasol, más o menos azúcar glass. 

¿QUÉ BEBEMOS?

Como todo dulce manchego, la mistela, los licores de hiervas y un moscatel serían lo mejor. Con una café bien rico también van perfectos.

ORIGEN

Los Rollos de Amor son un dulce de origen árabe, aunque hay quien piensa que realmente pueda ser un dulce judío. En cualquier caso son muchas las generaciones de jumillanos que han ido pasando la receta de unos a otros hasta llegar a nuestros días. Por supuesto los monasterios de la zona también tuvieron un papel muy importante a la hora de conservar la tradicional elaboración. Ahora todos podemos disfrutar de este dulce tan exquisito y sencillo de elaborar. El nombre viene dado de que son típicos de San Valentín.

sábado, 27 de julio de 2013

FRIXUELOS DE LIEBANA, FRISUELOS

Hoy nos escapamos hasta uno de los rincones más bonitos del planeta. No exagero, estoy muy seguro de lo que digo. Muchos hemos andado por esas tierras y aunque la visita sea breve la añoranza es enorme. No soy cántabro ni, ni siquiera norteño... soy alicantino. Lo digo para que nadie piense que estoy condicionado por ser lugareño.
Dicho esto... vamos a por los Frixuelos de Liébana ó Frisuelos de Liébana.
Es un dulce muy fácil y rápido de preparar que seguro que te gustará.



  
OTROS NOMBRES:

Frixuelos, Fayuelos, Fayueles, Frisuelos, Filloas, Freixós... en ningún caso tortitas.

INGREDIENTES

  • LECHE ENTERA 600 ml (3 vasos)
  • HARINA DE TRIGO 250 g
  • 2 HUEVOS MEDIANOS
  • ACEITE DE OLIVA O MANTEQUILLA
  • AZÚCAR
  • MIEL
  • CANELA (opcional)
  • UNA PIZCA DE SAL
A COCINAR!!

Vamos a empezar diciendo que... NO SON TORTITAS AMERICANAS! Los cántabros ya comían frixuelos cuando en Estados Unidos se paseaban los dinosaurios. 

1. Tamizamos la harina y la reservamos. Batimos los huevos junto con la leche y una pizca de sal hasta que estén bien mezclados, ponemos dos o tres cucharadas de azúcar. Vamos añadiendo progresivamente la harina mientras seguimos batiendo (a mano o a maquina). Es importante tamizar la harina para que todo quede bien homogéneo, sin los malditos grumos. Los grumos son unos de mis archienemigos, junto con las migas de pan y otros que ya iréis conociendo.

2. En una sartén, no muy grande, ponemos un poco de aceite o mantequilla y cuando este caliente vertemos con una cuchara un poco de masa. Tenemos que hacer tortillas circulares a ser posible. Se hacen muy rápido así que en mi opinión, mejor de una en una. Las vas dejando en un plato y les pones un poco de azúcar glass por encima, si no tienes glass de la normal también vale.

3. Básicamente ya las tenemos hechas. Ahora ponemos un poco de miel por encima de cada una antes de tomarla, si quieres puedes ponerle canela también. La enrollas y a comerla con las manos. Están muy ricas.


PRESENTACIÓN

Los Frixuelos de Liebana necesitan poca presentación, se suelen tomar para el desayuno. Asi que los ponemos un par en un platito bien presentados con su miel y a comer. 
No soy adivino, pero se lo que estáis pensando... le pongo nata o sirope de chocolate y ya son tortitas... pues no lo hagas. También le puedes poner ketchup a un Chuletón de Ávila, pero seguro que te parece una locura. Pues eso, tradición española, repostería de pueblo que debemos conservar y proteger. Es tarea de todos y no es tan difícil ¿Verdad?

¿QUÉ BEBEMOS?

Yo un café con leche. Para desayunar lo que cada uno quiera.

¿VARIANTES?

Bueno, pues haberlas haylas, como dicen de las meigas. Los asturianos, que son los vecinos de la izquierda según sube usted la escalera, no le ponen miel. Es otra opción. Por cierto, si la miel es del Valle de Liebana mejor. También hay quien le pone una pizca de levadura a la masa para que sea más esponjosa. A los asturianos les gusta con compota de manzana.
En Cangas de Narcea se preparan como si fueran churros, en espiral y con aceite en abundancia. En algunos pueblos leoneses también se preparan así.

ORIGEN

Lo cierto es que los vecinos de la izquierda... son los verdaderos creadores de este dulce. En Asturias y más concretamente en Antroxu y Comadres, son muy tradicionales. Es un plato muy antiguo. Esta hermando con las crepes francesas, las filloas gallegas (freixós).

Bueno pues ya tenemos una opción más para los desayunos del domingo. Espero que os animéis a cocinar este rico plato Cansturiano (me lo inventé).  




Arrop i tallaetes, de La Vall d'Albaida en Valencia

Hoy me voy unos kilometros al norte de Alicante para llegar a Benigánim, más concretamente a
La Vall d´Albaida. Vamos a aprender como se hace el tradicional Arrop i tallaetes valenciano. El arrop o arrope es un postre hecho a base de mosto concentrado y reducido hasta formar una mermelada. La consistencia es parecida a la del sirope para que os hagáis una idea. El arrop i tallaetes o arrope i tallaet es clásico de todos los pueblos de la región, pero también ha llegado hasta Murcia donde el arrope es también una tradición familiar. De hecho en la Vega Baja alicantina también es muy tradicional. Allí un vendedor ambulante con una burra pasaba por los pueblos ofreciendo el dulce como lo haría un coche de helados.
Su sabor es muy peculiar, es un dulce ácido. Hoy en día en la alta cocina de diseño se vuelven locos inventando combinaciones de sabores exóticas y nuevas al paladar, el arrop i tallaetes podría encajar en esta nueva generación de recetas de diseño.
Bueno vamos a cocinar que nos dan las dos y aun seguimos aquí.




INGREDIENTES
  • CAL DE BOLO (SE VENDE EN DROGUERÍAS)
  • MOSTO 2 L
  • AGUA 2 L
  • CALABAZA 500 gr
Estos son los ingredientes para el arrop i tallaet valenciano. Creo que me tocará hacer otra receta con el murciano, que es muy distinto.

A COCINAR!!!

1. Lo primero es preparar la calabaza. La proporción de cal es la siguiente para 3 kg de calabaza sería 1 kg de cal. Que nadie se asuste por lo de la cal, ya veréis que fácil. En una olla grande ponemos 2 L de agua y le ponemos 200 gr de cal de bolo, dejamos hervir. Después apagamos el fuego y dejamos que la cal se vaya al fondo. El agua tiene que quedar transparente. Mientras eso pasa pelamos y cortamos la calabaza en gajos y tacos de distintos tamaños. Ahora que el agua está transparente la ponemos en un recipiente y metemos la calabaza. La dejamos ahí un buen rato, una noche entera (8 horas). Pasado ese tiempo hay que sacarla y lavarla bien. La calabaza ya está lista. 

2. Ahora ponemos el mosto a hervir en otra olla a fuego medio, tiene que reducir a la mitad. Al final tendremos un almíbar oscuro. 

3. Ahora solo queda poner en el mismo recipiente el arrope y la calabaza y dejar que se empapen bien. 

PRESENTACIÓN

En unos cuencos o platos hondos blancos para que destaque el color tan bonito del arrop i tallaetes

VARIANTES

Ya sabéis que existen muchas versiones de arrope, con muchas frutas distintas e incluso hay arrope sin mosto!! El tema de la fruta y la cal puede parecer extraño, pero se ha hecho así de siempre. Hay quien prefiere ponerle fruta en almíbar directamente. También hay quien le pone canela.

¿QUÉ BEBEMOS?

El sabor del arrope es tan peculiar que es difícil de decir. Yo personalmente lo tomaría con licor de frutas o un orujo de hiervas. 

ORIGEN

El arrop i tallaetes, o arrope y talladetes, arrope y calabazates... tiene referencias de la época medieval. Durante las ferias y mercados de los pueblos el puesto e arrop no podía faltar. Eran vendedores ambulantes los que, tal y como pasa hoy con los puestos de churros, vendían su producto a los paseantes. El hecho que sea un postre de mosto delata su origen árabe. Los moriscos no podían beber el vino así que lo trabajaban de muchas otras formas. La época de la vendimia era el momento ideal para elaborarlo. Con el paso del tiempo la receta paso de generación en generación y también pasó a ser una receta que elaboraban los monjes en los conventos. Por cierto la traducción del valenciano al castellano es ARROPE Y CORTADITOS.

CURIOSIDAD

Se dice del arrope que fue el primer dulce elaborado por el hombre. Anteriormente todo el dulce que se conocía era la miel. 


viernes, 26 de julio de 2013

PANECICOS DULCES DE HELLÍN O PANECILLOS DULCES

Hola amigos y compañeros. Siguiendo con la vena reposte-típica hoy volvemos a los Campos de Hellín para aprender como se hacen los panecicos dulces o panecillos dulces. Este dulce es tradicional de toda la esa zona de Albacete y también de algunos pueblos cercanos de Murcia. Evidentemente por cercanía. Son típicos de Semana Santa, pero puedes comerlos en cualquier época del año. Para que mi padre no me desherede tengo que confirmar que este dulce también es típico de Tobarra.





INGREDIENTES
  • 1 LIMÓN
  • 1 NARANJA
  • AGUA 1/2 L
  • CLAVO 
  • PIÑONES
  • CANELA EN RAMA
  • AZÚCAR 250 g
  • PAN RALLADO 300 g
  • 2OO ml de ACEITE DE OLIVA
  • 6 HUEVOS

A COCINAR

1. Tenemos que quitarle la piel al limón y la naranja intentando que sea solo piel, sin lo blanco. Te aconsejo que uses un buen cuchillo o un pela-patatas afilado. Ponemos el agua en un cazo junto con el clavo y la rama de canela. También añadimos el azúcar, 5 clavos y un puñado de piñones. Si no tienes rama de canela... puedes usar canela en polvo pero no quedan igual. Ahora calentamos el agua para hacer un almíbar.  Hay que dejarlo a fuego lento y esperar que hierva. Lo mantenemos así entre 15 o 20 minutos, burbujeando. 

2. Mientras nos ponemos con los panecillos. Para ello necesitaremos las 6 claras de los huevos y 4 yemas. Batimos al punto de nieve y entonces añadimos el pan rallado, vamos envolviendo con una espátula de abajo arriba. Poco a poco para que no pierdan el aire y queden más esponjosos. Déjalos respirar durante 5 minutos y no te preocupes se luego se queda más espesa y compacta, es normal. 

3. Ahora ponemos el aceite a calentar, ponle un trocito de masa flotando pequeño y cuando veas que comienza a burbujear ya tienes la temperatura. No debe ser muy intenso, mejor freírlo a fuego bajo para controlarlos mejor y que no se quemen. Se hacen muy rápido son casi un vuelta y vuelta. No pongas muchos de golpe a freír que si no te quedaran uno negro y otro blanco. Mi consejo es que con una cuchara cojas un trozo de masa y te ayudes con otra para dejarla caer al aceite. Pon tres cada vez, cuando tengas las tres vas dándoles la vuelta por el mismo orden que las pusiste en la sartén. Los vas sacando y dejando en un papel de cocina para que absorba el exceso de aceite unos minutos.

4. Ahora que tenemos el almíbar terminado ponemos en el cazo los panecillos y dejamos que se cuezan durante unos 15 minutos. En este punto hay gente que no lo hace así. Hay quien directamente pone sobre el plato o la fuente de panecicos dulces el almíbar y terminan ahí la receta. Cualquiera de las dos maneras es buena, pero son diferentes. Hirviéndolos en el jugo quedan más borrachitos y con más sabor. De la otra manera quedan más caramelizados por encima y sequitos por dentro. Tu eliges. 

5. Por último los dejamos enfriar sin sacarlos del almíbar en la nevera, tapados. Ni se te ocurra meterlos calientes en la nevera. Hay que dejarlos enfriar a temperatura ambiente y luego al refrigerador. Al día siguiente estarán perfectos para comer.

Como consejo decirte que contra más secas estén las cáscaras de limón y naranja mejor. Si tienes una nevera no-frost déjalas un par de días antes y se secarán rápido.

PRESENTACIÓN

Los panecicos o panecillo dulces... no son bonitos, son un poco amorfos. Dice la tradición que así debe ser, así que los ponemos todos en una fuente bonita o platito de porcelana. Puedes adornarlos con alguna piel de naranja, limón y alguna flor de azahar. Ponles los piñones de la salsa por encima para que estén más estéticos. 

VARIANTES

Ya las he ido mencionando por el camino. Lo curioso es que este dulce también se come con potaje de garbanzos manchego. De hecho así las comía yo siempre, solo que no las pasaban por almíbar y les ponían perejil. Así las hace mi madre. Se mojan como esponjas y están muy ricas.

¿QUÉ BEBEMOS?

Un poquito de moscatel, orujo de hiervas o anís estaría bien.

ORIGEN

Volvemos a lo mismo de siempre, parece que el origen es árabe.


CURIOSIDADES

Si os dais cuenta hay muchos dulces típicos de Semana Santa, y es normal. La gente más humilde que vivía en los pueblos alejados de los nobles y señores, solo podían permitirse algunas alegrías al año. La Semana Santa era la excusa perfecta para poder gastar un poco más y preparar unos dulces. No los hacían el resto del año sencillamente porque no se podía económicamente, no la gente humilde al menos. 

ZURRA O ZURRACAPOTE, LA BEBIDA TÍPICA DE LOS PUEBLOS.

Zurra receta zurracapote sangria tinto de verano sangría


ZURRA RECETA

Hoy vamos aprender como preparar zurra, que es la abreviatura de zurracapote. No, no es sangría aunque se le puede parecer tiene evidentes diferencias. La zurra era y sigue siendo en muchos pueblos la bebida a granel en las fiestas y acontecimientos. Una bebida ideal para el verano... y NO! No es tinto de verano!
El zurracapote es una bebida con mucha más historia y tradición que estas nuevas versiones más comerciales. Recordad que de eso trata el blog, platos típicos de antaño, dícese también "del año la tana", "año del caldo" o "más antiguo que matusalen"

Existen muchas recetas de zurra, voy a intentar agarrarme a una de tantas recetas tradicionales. Espero que os guste y os animéis a hacerla. Está riquísima bien fresquita o del tiempo.


INGREDIENTES PARA PREPARAR ZURRA
  • VINO TINTO 4 L
  • MELOCOTONES
  • AGUA 1/2 L
  • 2 NARANJAS O LIMONES
  • 2 MELOCOTONES (OPCIONAL)
  • CANELA EN RAMA (SI NO TIENES, PUES EN POLVO)
  • AZÚCAR 1/2 Kg

Vamos preparar una receta de zurracapote para que nos salgan unos cuatro o cinco litros. Si quieres más o menos coge la calculadora y ya sabes que puedes aumentar o disminuir la cantidad. 

Vamos a necesitar un recipiente grande, tinaja no creo que tengas en casa (sería lo mejor), así que puedes usar desde un cubo recién comprado para la ocasión a ese jarrón enorme que tienes en la entrada y al que nunca le has dado uso alguno. En la mancha se vendían recipientes especiales para este menester, "el zurra" era toda una tradición. Luego os explico más abajo.
  1. Cogemos la canela en rama y la hervimos en el agua, solo unos minutos para sacarle sabor. Reservamos la rama de canela.
  2. En segundo lugar disolvemos el azúcar en el agua de la canela, removiendo con un cucharón de madera. En este punto diré que si quieres más fuerte la zurra, ponle menos agua y viceversa. 
  3. Ahora cortamos los melocotones en trozos del tamaño de unas patatas bravas, tacos. Los limones o naranjas (no pongas de los dos, se pelean), los pelamos echamos las cascaras con los melocotones y reservamos los limones.
  4. Ahora vamos a poner en el recipiente elegido, el vino, el agua azucanelada (sí... me las invento, pero todos lo entendéis), ponemos la fruta y la rama de canela. Exprimimos el jugo de los limones y si quieres puedes de alguno troceado como el melocotón, a gusto de cada uno. 
  5. Ya lo tenemos todo ahora, ahora toca macerar. Lo ideal es dejarlo durante más de un día, 48 horas sería buena cosa. Recuerda tapar el recipiente con un paño o tapa si la tienes. Remover de un par de veces. Esto es para que la fruta fermente y le de ese sabor tan rico al zurracapote. La canela en rama se retira antes de tomar. 

PRESENTACIÓN

Puede tomarse tal cual o bien frío, añadiendo unos cubitos o poniendo a refrescar en el frigorífico. Yo lo he visto tomar en unas jarritas de barro muy bonitas, como las grandes de servir pero en miniatura. Se sirve como el ponche con cucharón, incluyendo trozos de fruta en cada vaso. Mucho ojo que la zurra sube a la cabeza muy rápido, es peleona y resacona. 

¿QUÉ COMEMOS?

Unos frutos secos, altramuces o algo de aperitivo tipo salchichón o queso. Salado mejor. 

VARIANTES

Buscando en google y preguntando a la familia he encontrado recetas que incluían bermouth, ginebra, clarete, café licor (madre mía que moñas debían coger), y todo tipo de frutas fresas, uvas, manzana, ciruelas, moras... Dicen los puristas riojanos de donde es oriunda esta bebida que se debe hacer con clarete, en lugar de vino tinto. Yo es que soy medio manchego, me perdonen. 

ORIGEN

Aunque el zurracapote, o zurra es típico de las castillas, Navarra y Aragón, parece que su origen más bien de La Rioja. Es típico tomarlo en las fiestas populares donde se hace en cantidades industriales y se sirve a todo el mundo. Es una bebida alegre y muy dulce. En La Mancha el recipiente o cazuela para servir "el zurra" se incluía como parte indispensable en las dotes de las jóvenes casaderas. Era tradición que los hombres se reunieran en torno al cacharro con zurra haciendo círculo, comiendo frutos secos y hablando de sus cosas. Mientras las mujeres en la habitación de al lado despotricaban de la que no había podido acudir a la reunión mientras tomaban unos mantecados o pastas. Algo parecido al café de los árabes ¿Verdad?. 

Recipientes para "el zurra" manchego
Bueno hoy os he dejado un arma de destrucción masiva en vuestras manos. Un gran poder requiere de una gran responsabilidad, tened cuidado con la zurra. De hecho la expresión zurrar a alguien viene referida a las resacas que al día siguiente tenían los que abusaban de esta tradicional y típica bebida de pueblo.

miércoles, 24 de julio de 2013

NUÉGADOS, DULCE MANCHEGO TRADICIONAL

Desde que le comenté a mis padres que estoy escribiendo este blog no han parado de darme referencias de recetas antiguas. Mi padre me dijo que tenía que buscar la receta de los nuéganos, o nuégados o... muéganos. No se acordaba muy bien del nombre, dice que era algo que el comía cuando era niño en su pueblo, Tobarra. Lo sorprendente es que mi mujer que es de Guadalajara (JALISCO-MÉXICO), dijo "ahhh sí, muéganos en mi país también se comen". Eso terminó de despertar mi curiosidad, tan antiguo que ni mi padre se acuerda y... típico de toda la vida en México?? No me cuadraba mucho, así que me toco hacer un estudio de navegación "profrustrante" (profundo y frustrante) en google.. Al final pude encontrar la receta de mi padre gracias a que me dijo que se hacía con cañamones, y su nombre es NUÉGADOS. Nada que ver con los muéganos mexicanos. No voy a enrollarme más, empiezo con los ingredientes.




INGREDIENTES
  • HARINA DE TRIGO 
  • HUEVOS 7 MEDIANOS
  • VINAGRE 1/2 VASO
  • ACEITE DE OLIVA 6 CUCHARADAS PARA LA MASA
  • ACEITE DE OLIVA PARA FREÍR
  • ANÍS 1 CUCHARADA 
  • AZÚCAR 4 CUCHARADAS, 72 gr
  • 500 gr DE MIEL 
  • CAÑAMONES TOSTADOS 10 CUCHARADAS (herboristerías)
  • 1 LIMÓN 

A COCINAR!!

1. Rallamos el limón y después lo exprimimos el zumo, reservamos. Ahora añadimos en un recipiente hondo los huevos y los vamos batiendo uno a uno. Si lo prefieres hazlo con la batidora peor a velocidad no muy alta. Le añadimos el aceite poco a poco y seguimos batiendo. Cuando esté todo mezclado le añades el azúcar, y por último el anís, la ralladura y el zumo de limón. 
Ahora vamos añadiendo la harina poco a poco, hasta que tome una consistencia de masa de pan o rosquillas. Lo dejamos reposar unos minutos para que los sabores se mezclen bien. 

2. Mientras ponemos aceite a calentar. Estiramos la masa en churritos y luego la cortamos para hacer bolitas un poco más grandes que una canica. Las freímos en el aceite fuerte sin quemarlas y las retiramos. 

3. En un cazo ponemos la miel y la calentamos al fuego. El cazo que sea lo suficientemente grande para que luego puedas poner las bolitas fritas y remover. Cuando la miel esté bien caliente echamos las semillas de cañamón junto con las bolitas y removemos bien. Lo tenemos que mantener en el fuego hasta conseguir una pasta, una melaza espesa pero no sólida. 

4. Ahora necesitamos espacio o bandejas de horno. Porque vamos a extender el pringue resultante para que quede de un grosor de un dedo o menos. Ten en cuenta que cuando la masa empieza a enfriarse es más difícil de manipular. Tienes que tenerlo todo preparado y enharinado para que no se pegue. También puedes poner papel de repostería para cubrir las bandejas. Extendemos la masa y dejamos que se enfríe. 

5. Una vez fría la cortamos como si fuera turrón en pastillas, o más pequeños como adoquines (caramelo típico de Zaragoza), en cuadrados... eso ya es cosa tuya y de tu presentación.

PRESENTACIÓN

Pues ya tenemos nuestros nuégados cortados y listos para tomar. Presentación no necesita mucha la verdad. Hay quien le pone unas obleas finas por debajo, como el turrón o lo envuelve como caramelos para que se mantenga mejor. Hablando de mantener, siempre en un lugar fresco, que no le de el sol o se te pondrán pringosos. 

¿QUÉ BEBEMOS? 

Se pueden tomar a la hora del café o después de comer, con un anís, orujo de hiervas o mistela.

VARIANTES

Bueno, como ya os he contado hay dulces con nombre muy parecido. En esencia todas son tortas de miel y azúcar con harina. Presentados en bolitas formando un volcán, incluso la versión mexicana es en esencia la misma. También hay quien le pone nueces, piñones, almendras y otros frutos secos.

ORIGEN

Bueno vamos a la polémica. Miel... azúcar, harina, especias... no hace falta ser un genio ¿Verdad? Es un dulce árabe que nos legaron los sudafricanos que vivieron en la península durante muchos años. La polémica viene con mis hermanos mexicanos. Ellos dicen que la receta es original de allí. Los ingredientes tienen algunas diferencias que yo atribuyo a que los españoles que fueron a América no contaban con todos los ingredientes, pero pienso que su origen es español. Lo que sí es cierto  es que en España el nuégado fue perdiéndose junto con muchas más recetas tradicionales de pueblo, mientras que en México sigue siendo un dulce de actualidad y con muchas variantes. Es un dulce antiquísimo, sin duda. Puedes imaginar en los pueblos y aldeas, en las fiestas algún vendedor de nuégados. En los pueblos manchegos es típico comerlo entre enero y marzo, será por... ¿"la calor"?. 

CURIOSIDADES

Muéganos, nuégados, ñueganos... muchos nombres para un solo dulce. Parece ser que finalmente trascendió en que en la Edad Media a las golosinas de los niños se les llamaba genéricamente muéganos.

Los cañamones no son otra cosa que las semillas del cáñamo. No, no me miréis con esa cara... sí de la familia del Cannabis pero las semillas que se  venden en las herboristerías no tienen nada de alucinógenas ni sustancias nocivas. Son variedades distintas de la misma planta. Este cáñamo era el que se usaba para hacer sillas, capazos y cosas así... mal pensados. Si te los dan sin tostar, ponlos en el horno para que se queden perfectos.

Ahora solo toca ponerse manos a la obra y prepararlos, ya me contarás que tal te salieron y si puedes mándame fotos.

Hasta pronto!!!

martes, 23 de julio de 2013

COMO HACER MIGUELITOS DE LA RODA

Los Miguelitos de la Roda son uno de los dulces más conocidos de toda España. A mi siempre me da por buscar cosas un poco más... olvidadas y ocultas, pero quien se puede resistir al encanto de los míticos miguelitos. 



INGREDIENTES
  • DOS LAMINAS DE HOJALDRE
  • AZUCAR GLAS
  • 2OO gr DE AZÚCAR BLANCA
  • 1 L DE LECHE ENTERA
  • 6 YEMAS DE HUEVO
  • 75 gr DE HARINA DE REPOSTERIA
  • 50 gr DE MAIZENA
  • 1 VAINA DE VAINILLA O AZÚCAR AVAINILLADO
  • CANELA EN RAMA O EN POLVO
  • LA PIEL DE UN LIMÓN

Ahora podemos encontrar laminas de hojaldre en cualquier supermercado. Hacer el hojaldre es bastante complicado y requiere mucho tiempo, eso echaba atrás a muchos de los que querían hacer algún dulce hojaldrado. Ya no hay excusa que valga, además de tener mucha variedad de marcas son fáciles de encontrar.

Si no tienes la vaina o la canela en rama no te preocupes, se puede hacer igual. Pero sabe más rico con los ingredientes en rama. Sería un par de cucharaditas de azúcar avainillado o si tienes esencia ponle unas gotas. 

A COCINAR!!!

  1. LO PRIMERO QUE HAREMOS SERÁ PREPARAR LA CREMA PASTELERA. PORQUE ES MÁS TRABAJOSO. PONEMOS A CALENTAR LA LECHE, CON LA RAMA DE CANELA Y LA VAINILLA Y LA CÁSCARA DE LIMÓN. NO TIENE QUE LLEGAR A HERVIR.
  2. POR OTRO LADO TAMIZAMOS, (SIEMPRE HAY QUE TAMIZAR CUANDO TRABAJES CON HARINA), LA MAIZENA JUNTO CON LA HARINA, AÑADIMOS EL AZÚCAR, LAS YEMAS DE HUEVO Y CON LAS VARILLAS O LA BATIDORA VAMOS MEZCLANDO BIEN. AÑADE LAS YEMAS DE UNA EN UNA Y LUEGO LA LECHE. HASTA QUE TENGAMOS UNA MASA HOMOGÉNEA. AHORA QUE TENEMOS LA LECHE CALIENTE, QUE NO HIRVIENDO, RETIRAMOS LOS BARQUITOS Y SUBMARINOS QUE TIENE POR ENCIMA, EL LIMÓN, LA VAINILLA Y LA CANELA EN RAMA. AHORA PONEMOS LA MEZCLA DEL BOL EN EL CAZO DE LA LECHE Y NO DEJAMOS DE DARLE VUELTAS, QUE SE PEGA. TIENE QUE LLEGAR A HERVIR, AHORA SÍ, PERO A FUEGO LENTO. TIENE QUE IR REDUCIENDO, ES COMO UNA BECHAMEL. CUANDO TENGA UNA BUENA CONSISTENCIA ESTÁ HECHA. TEN EN CUENTA QUE ES EL RELLENO DE LOS MIGUELITOS, NO TIENE QUE SER DEMASIADO LÍQUIDA, AL CONTRARIO. TIENES QUE DEJARLA ENFRIAR UN RATO. VETE A TOMARTE UN CAFÉ PARA HACER TIEMPO O A VER UN EPISODIO DE "JUEGO DE TRONOS". 
  3. EL HOJALDRE. LO VAMOS A PONER EN EL HORNO QUE TENÍAS QUE TENERLO CALIENTE A 200ºC CON LA FUNCIÓN HORNEAR ARRIBA Y ABAJO. EXTENDEMOS EL HOJALDRE EN LA BANDEJA. CONSEJO... PARA ESTA RECETA COMPRA HOJALDRE QUE VENGA CUADRADO, ALGUNAS MARCAS VIENE EN CÍRCULO. PARTE EN 12 TROZOS CADA LÁMINA. CADA TROZO SERÁ UN MIGUELITO. LO CALIENTAS HASTA QUE VEAS QUE HA SUBIDO AL MENOS TRES O CUATRO DEDOS Y ESTÁ DORADITO POR ARRIBA. NO QUEMADO, NO TOSTADO... AMARILLITO.... NO TARDAN MUCHO DE 10 A 15 MINUTOS. 
  4. CUANDO SALGAN DEL HORNO LOS DEJAS ENFRIAR UN POCO UNOS 5 MINUTOS EN LA REJILLA Y DESPUÉS LOS ABRES POR LA MITAD COMO SI FUERAN UN PAN DE HAMBURGUESA. PONES LA CREMA EN UNA MANGA PASTELERA Y VAS RELLENANDO UNO TRAS OTRO. 
  5. LO ULTIMO ES ESPOLVOREAR AZÚCAR GLAS POR ENCIMA Y DEJARLOS REPOSAR UN RATO. PARA QUE VIVAN EN PAZ SUS ÚLTIMOS MINUTOS DE VIDA JAJAJA. 
Siempre puedes dividir los ingredientes por dos para que te salgan menos unidades de miguelitos.


PRESENTACIÓN

Pues en una bandea bien arreglada o un plato de loza de la buena, con su azúcar por encima. Un consejo, siempre que he comido Miguelitos y ha sido muchas veces, me han estado más ricos los fríos que los que están del tiempo. Mételos en la nevera pero bien tapados, que las neveras nofrost resecan. 

¿QUÉ BEBEMOS? 

Café, orujo de miel, hidromiel, sidra o mistela.

VARIANTES

A ver, los Miguelitos de la Roda así tal cual suena... solo hay unos! Pero ahora aprovechando la fama de este pastelito manchego puedes encontrarlos bañados en chocolate negro, en chocolate blanco, de trufa, de nata, hasta de pantera rosa... Yo te aconsejo que pruebes los originales y luego, cuando te canses de ellos te tires al monte a buscar todas las nuevas variaciones que han salido. 

ORIGEN

La Roda es un pueblo que está a unos 60 km de Albacete en dirección Madrid.
Yo no olvidaré mi primer cara a cara con un miguelito en la Feria de Albacete. Iba con mi amigo Javi que es oriundo de esas tierras. A primera vista no enamora, no parece nada excepcional... pero cuando le das un bocado... en el segundo te lo comes de golpe. Es tradicional para los alicantinos que viajamos a Madrid parar en La Roda para comprar los miguelitos, la de miguelitos que habrán caído víctimas de la Autovía Madrid-Alicante. 







EL PLATO TÍPICO DE HELLÍN, MICHIRONES

Hoy volvemos a tierras manchegas para saber como se hacen los michirones. Los michirones son una de las muchas recetas tradicionales de esta zona de Albacete. No son exclusivos de Hellín, también los puedes comer en muchas otras localidades de Murcia y de la Vega Baja de Alicante. Es una receta en la que la principal protagonista es el haba. Una comida muy de pueblo, rica y con mucha fuerza que se tomaba en los días de frío. Si andas por los bares de esa zona del sureste interior de España y pides una cerveza, que no te extrañe que te pongan una tapa de michirones... buenísimos. Además son muy sencillos de preparar y en poco más de una hora los tienes listos.

TIEMPO 80 MINUTOS      DIFICULTAD MEDIA           PRECIO BAJO





INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS


  • 1 KILO DE HABAS SECAS, LAS ENCONTRARÁS EN CUALQUIER SUPERMERCADO
  • 2 O 3 CHORIZOS ROJO PARA GUISO
  • HUESO DE JAMÓN
  • LAUREL
  • SAL
  • PIMIENTA NEGRA MOLIDA
  • GUINDILLA PICANTE
  • PATATA (OPCIONAL)
  • MORCILLA (OPCIONAL)
  • PANCETA (OPCIONAL)
  • 1 CABEZA DE AJOS
  • PIMENTÓN DULCE
  • AGUA

A COCINAR!!!

Como pasa con todos las comidas de pueblo tradicionales los ingredientes cambian según la familia. Las recetas van pasando de padres a hijos, así debería ser siempre, aunque ahora tampoco nos vamos a quejar de la ayuda del "internete".

1. Las habas al ser secas hay que rehidratarlas. Esto significa dejarlas en agua al menos durante 48 horas y cambiarles el agua unas tres veces. Váis a ver mucha similitud entre esta receta un estofado de lentejas. 

2. Ponemos en una olla las habas ya hidratadas y limpias, el hueso de jamón, el laurel (2 hojas) y la guindilla picante. 15 minutos en la olla rápida. Puedes echarle más hueso si quieres un sabor más intenso. 

3. Pasado un cuarto de hora destapamos la olla rápida y le añadimos el resto de ingredientes, es decir el chorizo en rodajas, la morcilla, la panceta, la patata, los ajos y una cucharadita de pimentón dulce. Se deja a fuego lento hasta que todos los ingredientes están en su punto y las habas están tiernas. De media hora a 45 minutos apróximadamente. Ve retirando la espuma que pueda formarse por encima. El caldo debe quedar espeso como el de una fabada. Vigila el punto de sal, y ya no queda más que servirlo.

PRESENTACIÓN

Los michirones se toman como aperitivo, tapa o primer plato intenso. Si tienes las típicas cazuelas de barro serán el sitio perfecto para poner raciones. Lo ideal son unas buenas rebanadas de pan de pueblo para ir mojando. Se sirven calientes, pero como ocurre con muchos platos de este tipo... están mejor al día siguiente.

¿QUÉ BEBEMOS?

Un vino tinto va perfecto con los michirones

VARIANTES

Bueno ya os habéis dado cuenta que he puesto muchos ingredientes opcionales. La patata, la cantidad de ajo, la cantidad de hueso de jamón, la morcilla, la panceta... Según lo que tengas en la despensa, tú no te preocupes, la esencia son: el haba, el laurel, el pimentón, el chorizo, el hueso de jamón y la guindilla.

ORIGEN

Es un plato en el que todos los ingredientes son secos, es típico de la gente que trabajaba los campos y pastoreaba. En Cartagena hay una cultura del michirón muy arraigada, igual que en gran parte de Murcia pero en Hellín no se quedan cortos.

Un plato más a la colección. La verdad es que el nombre es singular, de los que no se olvidan. Por cierto recuerda que las habas deben ser secas y de las grandes. Ahora ya no puedes decir que no sabes como hacer michirones.

Hasta pronto!!!




domingo, 21 de julio de 2013

EL PLATO TÍPICO DE ALMAGRO, EL TIZNAO

El tiznao es un plato a base de bacalao desalado y verduras de la huerta. Es una receta típica de La Mancha, y más concretamente de la provincia de Ciudad Real. En Almagro está considerado como uno de sus platos más celebres. De el tiznao podríamos decir que es un pisto, un moje, una salsa...en cualquier caso... Gastronomía quijotesca pura y dura. Es un plato exquisito al paladar, que combina de una forma espectacular productos del mar y de la tierra. 

Hoy os traigo un plato típico de los pueblos de Ciudad Real. Lo incluyo por recomendación de mi madre, que está siendo toda una fuente de inspiración y conocimiento. No hay plato que publique que ella no conozca. Ya  sea de la montaña de Alicante, de un pueblo de Zaragoza o de su tierra, Daimiel
Vamos a por el tiznao de mi madre.

TIEMPO 40 MINUTOS       DIFICULTAD BAJA       PRECIO BAJO


Tiznao Receta


INGREDIENTES


  • BACALAO EN SALAZÓN, MEDIO KILO
  • 3 CEBOLLETAS
  • AJOS (UNA CABEZA)
  • 2 PATATAS (OPCIONAL)
  • 4 PIMIENTOS SECOS CHORICEROS
  • CAYENA, PIMIENTO SECO PICANTE O GUINDILLA SECA.
  • ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA 
  • AGUA Y SAL

A COCINAR!!! 

El tiznao tiene muchas.... pero que muchas variantes que luego intentaré resumir. Ya sabéis que me gusta que comentéis posibles variaciones para aumentar la gastrodiversidad de cada plato. Solo hace falta buscar un poquito en google para darte cuenta de todas los tipos diferentes de tiznao que hay pululando por la red.

EMPEZAMOS

El bacalao hay que pasarlo por el grifo para quitarle la sal. Hay quien lo pone a remojo muchas horas antes para quitarle toda la sal, pero mi madre me cuenta que ellas no lo hacían así. 

1. Empezamos por decir que en los pueblos las verduras se cocinaban entre las cenizas calientes de lo fogones y eso le daba un sabor muy especial. Nosotros usaremos el horno a falta de brasas. Lo precalentamos a 180ºC aproximadamente. Metemos las cebolletas en mitades o cuartos, las patatas, el pimiento choricero y el picante, también en bacalao y los dejamos 20 minutos. Los pimientos rojos necesitan menos tiempos, es bueno que los quites antes de que se cumpla el tiempo para que no cojan sabor a quemado.

Hay quienes utilizan la plancha sobre el fuego para hacer el tiznao. Y así los ingredientes quedan mas torrados, con manchitas negras de haberse quemado un poco... de hay viene el nombre del plato, tiznao. Tu eliges como cocinarlo.

2. Sacamos del horno todo lo que teníamos dentro y dejamos que repose un poco. Ponlos en un recipiente y tápalo durante unos minutos para que se enfríe un poco. Ahora es el momento de desmigajar el bacalao trocear los pimientos, picar los ajos y pelar las patatas. Reservaremos a parte el pimiento picante.

3. En una cazuela ponemos un dedo de aceite y cuando este bien caliente introducimos los ingredientes (patata, ajo, bacalao, cebolleta, pimientos rojos) y dejamos que coja color y sabor durante dos o tres minutos. Vamos removiendo para que no se queme nada. Pasado ese tiempo añadimos, con mucho cuidado de no salpicarnos, medio vaso de agua. Ojito con el aceite que mancha y quema! Este momento ideal para ponerle un poquito de pimentón dulce y darle ese color tan característico. Dejamos hasta que empiece a hervir, eso es que ya está hecho. Al final del todo, pones el pimiento picante (cayena). Yo tengo chile rojo de árbol seco que me trae mi familia mexicana de la otra parte del mundo, es perfecto para este plato si te gusta el picante rico. El picante se pone al final porque hay gente a la que no le gusta así, tan picoso. 

PRESENTACIÓN

El tiznao está muy rico recién hecho, pero dicen las malas lenguas que al día siguiente está más rico aún. El resultado final es una especie de mojete, en el que se moja  pan de pueblo calentito y te mueres de gusto. Es que no hay nada como la cocina antigua y con raíces ¿A que sí?

VARIANTES

Hay quien también asa patatas, que a la brasa están de muerte, quien añade pimentón dulce, pimientos rojos frescos, tomate, especias como el orégano, albahaca o eneldo y seguro que hay más posibilidades. Bueno ya me contáis.

¿QUÉ BEBEMOS?


Un chato de vino tinto, si es manchego y peleón mejor. Una bota de vino que tenía mi abuelo y la llevaba a la playa como buen manchego también sirve. 

ORIGEN

Ancestral, como todos los platos manchegos. El bacalao era el pescado de los pobres y no podía faltar nunca en la alacena o colgado de un gancho. Hay muchísimos platos de la cocina manchega en el que el bacalao es el protagonista, el atascaburras por ejemplo. En El Quijote de Cervantes le sirven tiznao en alguna de las posadas que visita. 


Y no puedo terminar esta receta sin decir que tenéis que probar las berenjenas de Almagro, son algo increible. Y si son de un barril de barro en plena feria del pueblo que sea te sabrán más ricas aún. Yo tengo el nítido recuerdo de las filas de tinajas con distintos tipos de berenjenas de Almagro en la Feria de Daimiel del año la tana y el olor tan peculiar y rico que tenían... que tiempos aquellos. 


elplatotipico.com

SIGUEMÉ EN LAS REDES




AVISO IMPORTANTE

AVISO IMPORTANTE